Nuestros colaboradores son nuestra mayor fuerza para conseguir el éxito propio y de nuestras organizaciones. Sigamos por tanto avanzando y sacando buen fruto del potencial colaborativo de quienes nos rodean. Aprendamos para ello a practicar la conversación inteligente, pragmática y constructiva en los grupos en los que participamos.


Con esa finalidad, tras la enriquecedora experiencia realizada en Foro de Foros a lo largo de este año, volvemos a Marte para conversar. Desde allí podemos comprender mejor nuestro complejo mundo y ayudar a nuestros clientes a tomar conciencia de la necesidad de evolucionar en sus organizaciones. A través de un proceso estructurado de conversación con sus propias reglas del juego y mediante la plena involucración de los participantes, vivimos una especial experiencia de aprendizaje que imprime una nueva mirada para comprender el mundo y relacionarse con el entorno. El primer paso para evolucionar es tomar conciencia de la necesidad de cambiar ciertas perspectivas. Y desde Marte, con la comodidad de un espacio seguro, despegados de nuestras implicaciones personales y libres de condicionamientos podemos dar ese primer paso de transformación personal para cambiar nuestra relación con el entorno. Con ello, la mejora de nuestra conversación con quienes nos rodean supone un gran escalón para promover y sacar partido de la inteligencia colaborativa de las organizaciones.