La vuelta del verano ha llegado

Me las prometía muy felices en vacaciones, ¡¡y a ahora qué!!

Me sentía muy fuerte y seguro cuando hace unos días, mirando al mar, pensaba en mis proyectos y en las cosas a las que tenía que enfrentarme este año a la vuelta de verano. Esa vuelta ha llegado mucho antes de lo que creía y me enfrento ahora en estos días al muro que me suponen los compromisos veraniegos que me he fijado para el nuevo año escolar que ahora empezamos.

Los tiempos de parada para el descanso veraniego siempre están cargados de buenas intenciones para la vuelta. Son intenciones hechas desde la paz y serenidad que nos procura el tener tiempo sin presión, en el que nos permitimos muchas veces soñar y vislumbrar nuevos escenarios en nuestra vida.

Algunos son verdaderos e imposibles sueños. Pero otros no son tan remotos de alcanzar. Más bien se trata de lejanos destinos a los que podemos llegar si iniciamos un camino nuevo dando ciertos pasos que nos llevarán hacia ellos.

Nos toca ahora, una vez situados en nuestro terreno de juego cotidiano, reevaluar lo comprometido y hacer un test de realismo:

• si es un sueño imposible donde no hay camino posible abandonémoslo y busquemos otro en el que sí podamos avanzar,

• pero si el sueño nos marca un camino transitable, pongamos ilusión y coraje y confirmemos nuestro auto compromiso de evolucionar comenzando a acometer, sin esperar, esas cosas que nos cuestan pero que estamos convencidos de que serán positivas para nosotros. Superados los esfuerzos iniciales empezaremos a disfrutar de un camino que nos llevará seguro a cambios muy satisfactorios para nuestra evolución personal.

Tengamos y busquemos pues, en estos inicios de curso, la sabiduría necesaria para analizar y decidir, con ilusión y realismo a la vez, a que situaciones difíciles y retos enfrentarnos durante el año. Con esa sabiduría de cada uno acertaremos, tendremos logros y, con seguridad, la ilusión nos hará disfrutar del camino.

Y así con un poco de esfuerzo y con acierto podremos seguir “prometiéndonoslas muy felices”.

Alfredo Sanfeliz

Linkedin / Twitter / Instagram